jueves, abril 24

Ejercicio de imaginación (Segunda parte)

En el pornográfico episodio anterior, la que esto escribe se regodeó enumerando las características que ponen en evidencia a los sujetos incapaces de consumar adecuadamente un acto sexual. La falta absoluta de imaginación quedó ejemplificada con dos tipos de hombres —de algún modo hay que llamarlos—: los escuincles y los fanfarrones.
Únicamente falta agregar a los coquetos maricones. Éstos son sujetos que tienen muy buena conversación y muy pocos tanates; se les reconoce porque coleccionan amigas y todos los días consiguen una nueva gracias a su simpatía, inteligente —real o fingida— conversación y a un cierto no sé qué que qué sé yo.
El problema con estos descastados es que lanzan el anzuelo y cuando alguna mujer pica se echan para atrás, es decir, mariconean. Es el típico sujeto que puede pasar semanas e incluso meses cotorreando a una señorita: le escribe mails, le manda mensajitos al celular, le llama por teléfono, etcétera; al final, cuando la susodicha —a la sazón urgidísima y emocionadísima, la pobre imbécil— exige dejar el coqueteo y empezar el jolgorio de la carne, el tipo se hace menso: deja de llamar, de escribir y todo lo demás —supongo que está buscando sus tanates—.
Los coquetos maricones son nocivos no sólo porque una nunca sabrá qué tan malos fornicadores son, sino, sobre todo, porque quitan el tiempo y alimentan ilusiones en las mentes débiles —las más taradas pueden, incluso, llegar al suicidio por la depresión—.
Hasta aquí las características de los malos fornicadores. Quede en las damiselas seguir mis advertencias —derivadas de un intenso y doloroso trabajo de campo—, o probar y decepcionarse por cuenta propia. No es mi bronca, yo cumplo con avisar.
Ahora bien, ya sabemos cómo distinguir a los tarugos que sólo saben ensuciar sábanas, la siguiente pregunta es: ¿cómo reconozco a los buenos? Como el tema exige una sesuda reflexión y yo ya no tengo tiempo, sólo les pido, como adelanto, que pongan más atención en los feos y en los rucos. Sí, así como lo están leyendo.
No se pierdan la próxima deyección.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Guau ¡ ¡ ¡¡ yo pensé que era escritora solamente, me encanta que haga una clasificación xxx, pero lo que no le perdono es que engañe a las más pendejas que creen que por ser feos y rucos, tienen buen sexo.
Olvida usted que la seducción, es lo más cachondo, lo que hace que las chavas mojen sus calzones... Le pido por favor que nos diga qué esto de la seducción, hay mujeres que se tienen orgasmos mentales, mejores que los orgasmos físicos, saludos, creo que me llegó deme la revancha... ja. ja.

Anónimo dijo...

¿qué paso Lau?
Estoy esperando con ansias el siguiente episodio.... se te acabó la imaginación??????????????????????????