domingo, agosto 26

Pseudocrónica de una aventura anunciada

Julio, nosequémalditodía.- Por obra y gracia del etílico espíritu santo, recibo una gozosa invitación para visitar el paradisíaco puerto de Acapulco y presentar cierto librillo rosa que ostenta mi nombre en la portada. Decir que recibí una invitación es, en realidad, echarle mucha crema a mis tacos; para ser más precisos fue algo así como: “que dice el Antonio que si quieres ir a Acapulco a presentar tu libro y conocer a la banda, se pone chido: hay chupe”. Suficiente para mí.
Julio, horas después, ese mismo nosequémalditodía.- Envío intenso y suplicante mail al susodicho Antonio, cuestionando, sobre todo, la disponibilidad del alcohol, digo, del hospedaje.
Julio, días después.- Que claro que sí, que cómo no, que allá se arma el asunto, que tome un bonito calendario y escoja un sábado de agosto, que ya tienen un libro que les dejó Alonso, que si voy sola o acompañada —¡esa necia pregunta no contestaré!—; que sólo pueden conseguir espacio para el evento, presentadores y rinconcito en cama ajena. La patria es pobre y yo, brincoteando como idiota feliz respondo que sí, que muchas gracias, que llevaré a cuestas un paquete de libros, que si quiere le envío más; que me postraré de hinojos frente a JeFelipe para que me deje faltar, que me desgarraré las vestiduras ante mi vecina de la página cuatro para que me sustituya, que yo me rifo sola —si Alonso llegó, que no llegue yo, ¡puesn!— aunque, en realidad, no tengo ni la más remota idea de a dónde demonios voy.
Agosto, sepalabola.- Recibo un mail urgente del camaronpelao, osea, de Antonio. Abrupta y desesperadamente, dice que también hay chance de que presente el minimamotreto en Chilpo —Chilpancingo, para que me entiendan—; que ya consiguió hospedaje y me sale más barato llegar a Acapulco por el cambio de autobuses. Digo que sí, que suplicaré el doble ante las autoridades competentes.
Agosto, horas después.- Con la mejor cara de cínica de la que dispongo, me arrojo al suelo en calidad de bulto, lloro con intensidad telenovelera, me desgarro las vestiduras —conservando el pudor y respetando los límites de la decencia, por supuesto— y le suplico a mi querido JeFelipe que me deje partir psicoprofilácticamente a tierra caliente. Me dice que sí como quien responde afirmativamente la pregunta: ¿te estás picando la nariz?, de tal suerte que sólo lamento la energía derrochada en mi montaje teatral y reitero mi deseo de ser como él cuando sea grande.
Agosto 19.- Para que mis progenitores se quiten de la cabeza la idea de que soy una perra descastada, les cuento brevemente mis planes. Como suele suceder, mi madre se interesa en la conversación hasta que Alzheimer la noquea, mientras que mi padre sufre ataques de insomnio, pánico, estreñimiento y angustia. Todo junto. Quizá se debe al modo en que contesto: Sí, voy a Chilpo y Acapulco. Ya te dije que Chilpo es Chilpancingo. No, repito, no sé con quién voy a llegar. Bueno, el cuate de Acapulco se llama Antonio y el de Chilpo quiénsabe. Seguramente me voy a quedar con alguna de sus amigas. No, no creo que termine revolcada con los amigos. De veras. Claro que también depende de qué tal estén los amigos. Alonso se durmió borracho en la playa, amaneció crudo y quemado por el sol, ¡pero sobrevivió! Por supuesto que no sé llegar: cuando fuimos a Acapulco yo era casi un feto. Creo que la presentación es en un bar, sí, hay alcohol. No, no soy borracha. Claro que no pienso llevar a mi madre. ¿Marihuana?, no, a ella no la conozco... Y así, ad infinitum.
En fin, que allá voy, sin bendición y con la consigna de estarme reportando cada media hora. Lo bueno es que ya soy niña grande. Joder.

2 comentarios:

Rocio dijo...

Laura mujer de sedosa cabellera, noble escritora de luz en sus letras...Amiga, estas chipocluda con tu estilacho. Me late cacahuate lo que has hecho con las negritas y sus comparsas ortograficas. Que chido conocerte tambien, aqui tienes una segunda patria para cuando se infarten del todo tus padres. jejeje...echo mis barbas a remojar.
Saludos con mi carino,

Camiseta Personalizada dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).