jueves, junio 28

El ácido, sensual y divertido Juan Luis Nutte


Imposible hablar de Juan Luis Nutte y su obra —en particular su último libro: Imágenes ligeras—sin mencionar, aparentemente por accidente, ciertos rasgos definitivos de su carácter que, de manera irremediable, permean sus textos.
La que esto escribe conoció a Nutte hace poco más de un año. Fue en el Centro Toluqueño de Escritores, uno de esos sábados gélidos a los que nos tiene acostumbrados esta ciudad. Juan Luis Nutte apareció de repente y sin invitación, sosteniendo con la mano izquierda una botella de tequila y con la derecha un amigo de identidad desconocida, un poquito más ebrio que él.
Incluso antes de ser presentado, Nutte ya me estaba ofreciendo un trago con ese estilo suyo, natural y desenfadado, que lo hace caer bien entre los chavos a pesar de haber rebasado ya la barrera de los treinta y ser un responsable padre de familia.
Antes de esta etílica presentación, Juan Luis Nutte era un nombre que yo había oído mentar por lo menos una docena de veces: escritor reconocido en el ámbito estatal, es fundador y editor de la Revista Cuiria, publicación que, junto a Castálida y La Colmena, se ha convertido en una ventana frecuentemente visitada por los creadores de la entidad.

El ligerísimo Nutte
“Escribo libros para que me lean, para indagarme a mí mismo”, dice, ensayando seriedad, el buen Nutte; “escribo porque es lo único que se hacer, para divertir a los demás y también divertirme”, suelta entre carcajadas, el buen Nutte.
El sentido del humor ácido que en ocasiones puede tornarse doloroso, es una constante en la narrativa de este escritor nacido y formado en el Distrito Federal. Finales sorpresivos y ambiguos, anécdotas hilarantes con un dejo de nostalgia, relaciones de pareja insatisfechas, búsquedas de amor condenadas al fracaso y una exploración inconciente —eso dice Nutte— de la sexualidad, la sensualidad y el erotismo, se han convertido en su sello personal.

El peso de esas Imágenes ligeras
De Editorial Praxis, Imágenes Ligeras es un compendio de dieciocho relatos, en su mayoría cuentos breves, que originalmente eran una indagación del tema amoroso y sus transformaciones. Lo erótico-sexual —que se convierte en la parte medular de los textos— “me sale inconcientemente”, dice muy quitado de la pena el cínico Nutte: “Se me filtra la insatisfacción y la dejo escrita”, juega; “luego me preguntan que si es por cogelón”, concluye entre risas.
Imágenes ligeras es un libro ameno y divertido que lleva al lector de la mano en un paseo por moteles, cantinas futuristas, ferias de pueblo y habitaciones de pareja.
Una lectura profunda nos hace caminar en medio de una exhibición de lujuriosa carne y escenas eróticas que, sin embargo, termina en un paisaje triste y desolador. En una tierra —a la vez propia y ajena—, donde la frustración es reina. ¿Será que Nutte ríe cuando quiere llorar?

Las canicas de Juan Luis
Actualmente Juan Luis Nutte dedica buena parte de su tiempo a la difusión de sus Imágenes ligeras y prepara una novela. Este proyecto, que podría estar listo en agosto o septiembre de este año, plantea una exploración en las temáticas del autoaislamiento y la angustia de la muerte, una búsqueda que concluye en “asumir la soledad”, con su buena carga de erotismo, desde luego.
Paralelamente, el narrador inició junto a sus compinches, una reestructuración en Cuiria —canica, todas las secciones de la revista aluden a los distintos juegos de canicas—que por el momento no se está editando.
En ambos proyectos Juan Luis pondrá toda su atención para que no se le salgan los “albures involuntarios”. Y es que en Imágenes ligeras hay uno que recuerda retorciéndose de risa: en la página 34 vive el cuento titulado “Cuando te abrí”, y en la página 35 la ficción llamada “La cola”. Quede para el lector la última travesura —inconciente, por supuesto— del ácido Nutte.

Ojo Izquierdo:
Juan Luis Nutte (México, DF, 1972) estudió la licenciatura en letras hispánicas en la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa; es egresado de la Escuela de Escritores de la Sogem. Fundador y editor de la revista Cuiria. Colaboró en El Búho de Excélsior. Publicó el libro de cuentos Anécdotas Sedientas (UAEM-X). Algunos de sus cuentos están incluidos en las antologías Animalia. Bestiario Fantástico (Ediciones del Ermitaño) y Sex-teto y otras piezas para cuatro manos (Ediciones del Ermitaño).
Imágenes Ligeras, de Editorial Praxis, se encuentra a la venta en la librería del Centro Toluqueño de Escritores (Plaza Fray Andrés de Castro, Edificio A, Local 9, Zona Centro, Toluca Edomex).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Celebro desde chilpanyork una dulce oda al master del chingadazo

Anónimo dijo...

[url=http://www.onlinecasinos.gd]Online casinos[/url], also known as exciting casinos or Internet casinos, are online versions of unwritten ("buddy and mortar") casinos. Online casinos approve gamblers to manufacture and wager on casino games because of the Internet.
Online casinos superficially move on the bloke heinous odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos denominate higher payback percentages with a seascape m‚series automobile games, and some demand well-known payout deal out audits on their websites. Assuming that the online casino is using an aptly programmed indefinitely assorted generator, note games like blackjack be paid an established congress edge. The payout have a share as an alternative of these games are established at coming the rules of the game.
Uncountable online casinos promise completely or discern their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Cosmopolitan Brash Technology and CryptoLogic Inc.